Foro Público


¿Cree usted que debe haber un mínimo vital gratuito de Agua Potable en nuestros países?

 


LOGO_ISP_GLOBO_0
PSIWOMEN
ECUADOR: INUNDACIONES AFECTAN 12 PROVINCIAS
Ecuador
AZUAYINUNTorrenciales lluvias causan estragos en distintas regiones del país, 12 provincias afectadas y  perdida de vidas, desbordamientos de ríos, destrucción de cultivos, daños materiales, afectación de servicios públicos, enormes daños ambientales y económicos. 4.608 personas han sido afectadas, 1.452 han sido evacuadas, 35 damnificados, 113 viviendas afectadas, 22 heridos y 13 fallecidos, de acuerdo a informes preliminares.

12 provincias afectadas por las inundaciones
(noticia de El Tiempo)





Esmeraldas y Los Ríos se declararon en estado de emergencia

Las fuertes lluvias que ha soportado la región costanera del país ha generado inundaciones y el desbordamientos de ríos en 12 provincias del país, dos de ellas se encuentran en estado de emergencia y cuatro más en estado de excepción, hasta el momento las pérdidas económicas son incalculables.

Fecha de Publicación: 2010-02-19 00:00
Cuenca.- Entre las provincias más afectadas esta Esmeraldas, donde una tempestad de aproximadamente 10 horas consecutivos dejó a cinco cantones inundados.

En Quinindé, un niño falleció ahogado tras ser arrastrado por la corriente de un río, mientras que las tuberías de tuberías de agua potable prácticamente desaparecieron, afectando a cientos de familias.

Los Ríos
Por su parte el Comité de Operaciones de Emergencia de Los Ríos declaró en emergencia a la provincia debido a las inundaciones provocadas por las lluvias. “Se resolvió declarar la emergencia para tratar de alguna manera de tener mayor agilidad en la atención para solucionar problemas específicos que se dan producto del invierno”, indicó el prefecto, Marco Troya.

El funcionario explicó que al inicio del invierno las inundaciones son recurrentes, en especial en las zonas consideradas de “alta vulnerabilidad”. 

En las comunidades de Urdaneta y Montalvo, en Babahoyo, más de un centenar de familias se encuentran afectadas por la destrucción de dos muros de contención debido a la crecida de los ríos.

Listado

A nivel nacional, el cantón Naranjal, en la provincia del Guayas, es uno de los más afectados, ya que cerca de 25.000 hectáreas de zonas agrícolas sufrieron daos por las inundaciones, mientras que en Puerto Inca el agua aún se encuentra al interior de las casas tras el desbordamiento del río Cañar.

De acuerdo al listado de la Secretaría Nacional de Riesgo, las provincias de Azuay, Bolívar, Cañar, Cotopaxi, El Oro, Loja, Manabí, Tungurahua y Zamora Chinchipe, presentan problemas por las inundaciones, especialmente en sus costaneras y por derrumbes ocasionados por las constantes lluvias. 

Gobierno ofrece ayuda

El Gobierno anunció el desembolso de recursos, aunque no definió cantidades, a los organismos seccionales (prefecturas, municipios, juntas parroquiales) de las zonas que han sufrido las consecuencias de las intensas lluvias en los últimos días.

Los fondos serán entregados a través de líneas de crédito del Banco del Estado, según lo señaló María del Pilar Cornejo, titular de la Secretaría Nacional de Gestión de Riesgos, quien ayer realizó una evaluación de los efectos de las inundaciones en algunas provincias del país, aunque recalcó que es imposible evaluar todos los daños que han ocasionado las mismas.

Según los datos de la Secretaría, 4.608 personas han sido afectadas por los aguaceros, 1.452 han sido evacuadas, 35 damnificados, 113 viviendas afectadas, 22 heridos y 12 fallecidos, de acuerdo a un informe preliminar.

Cornejo indicó que la prioridad del Gobierno es paliar los problemas del momento y tratar de evitar nuevos, pero son concientes que es imposible brindar ayuda inmediata a todos los afectados, ya que cada día existen nuevos sectores golpeados por la lluvia.

Muertos
De acuerdo a los datos de la Secretaría de Riesgo, el invierno ha cobrado 12 víctimas hasta el momento.

Pérdidas

Las autoridades del Guayas indicaron que las pérdidas económicas sobrepasarían los 10 millones de dólares en el agro


VER NOTICIAS IMAGENES Y VIDEOS,  HEROES Y VICTIMAS DEL DESASTRE (haga click)


Inundación y vías obstruidas dejan aislada a Babahoyo

(28-03)  La carretera desde Guayaquil está a punto de colapsar en el sector de la fábrica Ecuavegetal. vía La Chorrera sigue restringida

Hombre muere aplastado por su casa durante inundaciones

Cuenca, Ecuador

http://www.eltiempo.com.ec/noticias-cuenca/93738-hombre-muere-aplastado-por-su-casa-durante-inundaciones/




Bomberos y vecinos observan el cuerpo de Gilberto Sanmartín, quien murió aplastado por su vivienda que colapsó tras el torrencia aguacero. Socorristas acudieron al sector del derrumbe

Más de una hora de lluvia intensa, una de las más fuertes de los últimos años, provocó inundaciones en varios sectores del sur de esta ciudad. En El Salado, el embaulado de la quebrada no soportó el caudal e inundó más de 20 casas. En Huizhil, una casa se cayó y provocó la muerte de un hombre.

Fecha de Publicación: 2012-03-28 00:00

Los daños se produjeron en los sectores de Misicata, Guzho, Huizhil, El Salado, El Arenal Alto, Baños, Tres Puentes, río Tarqui, El Ejido y Barabón, según informó Comité de Operaciones Emergentes, COE.


En Huizhil Alto, entre bloques de cemento, quedó aplastado Gilberto Sanmartín, de aproximadamente 45 años, tras desplomarse la vivienda en la que habitaba junto a su esposa. La familia y los moradores del sector no encontraban consuelo ante la desgracia.


Socorro


Gritos de desesperación se oyeron entre los vecinos de la familia Sanmartín Ramón, quienes vieron a los integrantes atrapados entre los escombros que quedaron de la vivienda. Los familiares y vecinos intentaron sacar los cuerpos, sin embargo el peso de las paredes les impidió el rescate.


Fernando Figueroa, segundo jefe de los bomberos, informó que, de la misma casa, dos personas fueron trasladadas de emergencia y que una de ellas tenía posibles fracturas en las piernas.


Después de breves minutos, los miembros de la casaca roja, de entre los escombros, rescataron a la persona fallecida. Luego, el cadáver fue trasladado a la morgue del hospital Vicente Corral Moscoso.


“Nosotros estábamos intentando sacar el agua de las otras casas y no nos imaginábamos que la casa se iba a caer. Necesitamos ayuda para mi hermana que está herida, nos hemos quedamos sin nada y hemos perdido a mi cuñado”, dijo Diego Ramón.  


Emergencia


Aproximadamente a las 17:00, las centrales de emergencia recibieron los llamados de auxilio por inundaciones en el sector de Huizhil Alto. Los moradores del sector informaron que al menos unas cinco casas están en peligro de caer si las lluvias continúan.


Juan Reyes, coronel del Ejército, informó que hasta el cierre de esta edición, a las 22:30 de ayer, unas 80 personas fueron evacuadas del sector de Huizhil, tras las graves inundaciones que se registraron en este sector.


Reyes explicó que por el momento los evacuados fueron trasladados a una iglesia y escuela del sector, pero que en el transcurso de las horas se buscará un nuevo espacio para  su alojamiento.


Reyes acotó que hoy desde las 06:00 el personal del Ejército, Municipalidad de Cuenca, entidades de socorro, Secretaría de Gestión de Riesgos, entre otras entidades, debían acudir a la zona afectada para iniciar con la limpieza de las viviendas afectadas y continuar con las evacuaciones de las personas que habitan  en casas que están en riesgo del sector.


Cuatro heridos en Barabón Alto por caída de muro durante lluvias



Moradores de Barabón caminan a sus viviendas por vías inundadas.


La fuerte lluvia que cayó la tarde de ayer en Cuenca también afectó al sector de Barabón Alto donde el río Yanuncay se desbordó. El muro de una vivienda colapsó lo que provocó que cuatro personas resulten heridas.

Fecha de Publicación: 2012-03-28 00:00


William Naula, contó que cerca de las 17:00 cayó granizo y lluvia lo que hizo que las aguas del río se desborden e inunde a varias casas del sector. El agua también afectó a la estructura de viviendas, un muro de una casa cayó y cuatro personas resultaron heridas.


Uno de los primeros afectados en ser rescatado fue Pedro Guamán, que fue auxiliado por socorristas de la Secretaria Nacional de Gestión de Riesgos, quienes le trasladaron al hospital Vicente Corral Moscoso. El herido presentaba lesiones en la cadera y golpes en la cara.


A las 20:00, cerca de San Juan de Barabón, se presentaron deslizamientos de tierra en montañas cercanas, lo que impedía que los socorristas ingresen a las viviendas a rescatar a personas afectadas por las inundaciones y los deslaves. Por ello fueron los propios familiares y amigos quienes trasladaban a los heridos hasta la vía principal donde se encontraban carros de rescate de Cruz Roja y Bomberos.


William Naula ayudó a sacar a uno de sus vecinos. Lo llevaba, en compañía de otras cuatro personas, en una cobija. Los afectados arriesgaban sus vidas al cruzar un puente en construcción que no tenía seguridades. Los otros tres heridos fueron trasladados por socorristas de la Cruz Roja también al Hospital Regional.


La vía desde el Cuenca Tenis y Golf Club hasta Barabón se inundó, el lodo impedía la circulación normal de los automotores, también existieron tres deslizamientos de tierra en la carretera.


La casa comunal, junto a la iglesia que también se inundó, sirvió para acoger a varios afectados. Ahí estaba Tránsito Guamán, en espera de noticias de sus familiares que quedaron al otro lado del río.


Al sitio llegaron militares a colaborar en la evacuación de la zona, en medio de la oscuridad de la noche tenían que ubicar a los afectados. La recomendación que dieron a los propietarios de las viviendas es que no se arriesguen a sacar las pertenencias, pues el río estaba crecido y las casas ubicadas en la orilla corrían peligro.


En horas de la noche fueron los propios moradores del sector de Barabón quienes con picos y palas comenzaron a limpiar las cunetas de la vía para que el agua desfogue de las casas.


Lluvias afectan avenida


Truenos y relámpagos anunciaron la descarga de lluvias, en la zona de Sayausí. En el sector de Santa María las lluvias convirtieron en cuestión de minutos en un río la  vía. La acequia que va junto por la Calle de la Cruz estuvo con el caudal repleto.


Los moradores se pusieron a buen recaudo durante la precipitación, mientras en las calles corría el agua, en la avenida Ordóñez Lasso, los conductores manejaban con cuidado ya que en varios tramos la vía tiene baches, el agua no les permitía observar los obstáculos.


Conforme avanzaba la noche la calma retornaba al lugar, los accesos a las viviendas presentaban lagunas, las familias retiraban el agua con baldes de los patios.


Río Tarqui inunda viviendas


La casa de la familia Guzmán Flores, ubicada en el sector de los Tres Puentes, se llenó de agua luego del torrencial aguacero caído ayer, pues el río Tarqui se desbordó. Las personas que ahí vivían no se encontraban en el momento del desastre al retornar a su vivienda encontraron su casa con agua.


Otra casa afectada fue de la familia Cárdenas. Al sitio llegó personal del Cuerpo de Bomberos para ayudar a los damnificados. Se subieron al techo de las viviendas para rescatar a las personas y algunos animales que no podían salir de las casas afectadas.


Un puente peatonal ubicado sobre el río Tarqui, cerca de la en la calle José Ortega y Gasset, también se dañó.


Cuenca está en emergencia



Hasta el sector de El Salado acudieron miembros de la Policía Nacional para cercar la zona e impedir el paso de moradores y curiosos debido al peligro. EL TIEMPO

El Comité de Operaciones de Emergencia, COE, se reunió ayer en un una carpa improvisada en el sector de El Salado. Desde allí evaluaron la gravedad de las lluvias y las crecientes de ríos y quebradas ocurridas ayer en la ciudad.

Fecha de Publicación: 2012-03-28 00:00

El gobernador del Azuay, Humberto Cordero, encabezó el COE, pero en la sesión también participaron el alcalde Paúl Granda, el intendente de Policía Jorge Cabrera, el teniente político Xavier Barrera y miembros de instituciones de socorro como Cruz Roja, Cuerpo de Bomberos, Ministerio de Inclusión Económica y Social, entre otras entidades.

Al sitio también acudió la Unidad de Gestión de Riesgos, miembros de ETAPA y otras dependencias municipales. El Cuerpo de Bomberos se declaró en alerta máxima y desplazó todos su contingente a los sectores afectados.

En uno de los vehículos de este organismo, el alcalde Paúl Granda recorrió la zona de El Salado. Tras constatar que se trataba del desbordamiento de la quebrada, el COE dispuso que la Empresa de Telecomunicaciones, Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento, ETAPA, drene la mayor cantidad de agua del sitio. Además se cortó el servicio eléctrico en la zona para evitar cortocircuitos.

En ese mismo sector, el MIES y la Secretaría Nacional de Gestión de Riesgos, levantaron un listado provisional de las personas que no tenían sitios en donde pasar la noche. Los primeros resultados obtenidos arrojaron que más de 20 personas quedaron desprotegidas porque las inundaciones afectaron sus hogares.

Ante eso se establecieron dos albergues en la ciudad y otros dos en Huizhil. Enla urbe, los locales de Cemisol, en el sector del colegio Benigno Malo y en el mercado Diez de Agosto, darán acogida a los afectados.

Adicionalmente se dispuso  protección militar en El Salado, Huzhil y Barabón para evitar que las casas afectadas sean saqueadas.

El Gobernador aseguró que el COE se mantendrá en sesión permanente debido a la magnitud de los hechos que se registraron ayer. Las autoridades recorrieron El Salado, en donde los habitantes aún tensos y consternados pidieron ayuda de manera urgente.

Huizhil

El COE precisó que existen cerca de 40 personas damnificadas en Huizhil, sin embargo cerca de las 22:00, el último dato que anunció el alcalde Granda a través de su cuenta de Twitter, fue que existían más de 80 personas afectadas por el temporal, solo en ese sector.

Drenaje de agua y acciones de emergencia

Fernando Figueroa, segundo jefe del Cuerpo de Bomberos, aseguró que entre los damnificados se encontraba un persona que tenía heridas sus dos piernas, otras presentaban signos de hiportermia. La primera fue trasladada de manera urgente al hospital Vicente Corral Moscoso.

Humberto Cordero, gobernador de la provincia solicitó la presencia de un equipo de psicólogos y de miembros del Ministerio de Inclusión Económica y Social, MIES,  en los albergues para brindar asistencia a los afectados.

Se dispuso además que la Empresa de Telecomunicaciones, Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento, ETAPA se encargue de drenar el agua acumulada, lo cual permitiría solucionar el problema que se presentó.

La Unidad de Gestión de Riesgos mantendrá un monitoreo de los tres sectores más afectados. Mientras que Cruz Roja instaló una carpa en donde las personas afectadas pudieron registrar sus nombres para ser ubicados en los dos albergues que dispuso el COE en la ciudad.

Otros albergues se instalaron en el sector de Huizhil.

Terror y destrucción en El Salado

Un ciudadano nada en la laguna que se formó en el sector de El Salado para tratar de ayudar a una familia que pedía auxilio en una vivienda que se cubría de agua. EL TIEMPO

Familias atrapadas en sus viviendas, un número indeterminado de casas inundadas, vehículos enterrados e incalculables pérdidas materiales fueron los daños causados por el desbordamiento de la quebrada El Salado, a consecuencia del torrencial aguacero caído la tarde de ayer.

Fecha de Publicación: 2012-03-28 00:53

La salida del agua sorprendió a todos, no dio tiempo a las familias a evacuar de las viviendas porque el nivel del agua superó los tres metros y en las partes bajas llegó hasta cinco metros de altura.


Rosa Campoverde fue una de las personas que no pudo salir de su casa, relató que aproximadamente a las 16:30 empezó inundarse su vivienda, ubicada en la avenida Loja y Los Conquistadores, ante el peligro corrió al segundo piso para ver un niño que estaba a su cuidado, pero cuando intentó salir no pudo porque el nivel anegó su vivienda.

Paúl Vásquez, narró que caminaba a prisa a su casa por la avenida Loja, cuando escuchó voces de niños que pedían auxilio, inmediatamente ingresó a la casa, donde el agua le llegaba hasta las rodillas, en una rápida acción tomó a dos niños en sus brazos y cuando salía de la casa el agua le daba más arriba de la cintura, lo que le obligó a luchar contra la corriente para ponerse a buen recaudo.

Auxilio

Al ver que el nivel del agua subía rápidamente, la gente empezó a llamar pidiendo auxilio, a tal punto que se saturaron las centrales de emergencias de los organismos de socorro.

En vista de que el torrencial aguacero en primera instancia afectó Huzhil, Baños, Misicata, El Carmen de Guzho, entre otros sectores al sureste de la ciudad, las unidades de socorro estuvieron concentradas en esos lugares, más el embotellamiento vehicular dificultó que las unidades de socorro lleguen a la brevedad posible.

Conforme avanzaban los minutos la angustia de la gente era incontrolable, todos querían ayudar pero no podían hacer nada, porque la zona se convirtió en un lago de más de cinco metros de profundidad, con un espejo de agua que superaba las tres cuadras.

Personas de buena voluntad ayudaron a evacuar a mascotas, tales como perros y conejos que corrían el riesgo de morir ahogados.
No faltaron curiosos quienes con cámaras de teléfonos celulares en mano rompían el cerco de seguridad para captar imágenes de la inundación, actitud que dificultó el trabajo de los socorristas.

Rescate

Al rededor de las 18:00 llegó el primer equipo de bomberos, quienes con el uso de cuerdas accedieron a las casas inundadas para ofrecer ayuda a las personas atrapadas.

A pocos minutos llegaron unidades con dos botes salvavidas y vehículos anfibios, para evacuar a las personas.

Los primeros rescatados fueron los niños, luego los ancianos, en la orilla eran recibidos por familiares y personas solidarias quienes les brindaban apoyo emocional con prolongados abrazos y palabras de aliento.

El sacerdote y bombero Paúl Jara, les animaba recordándoles que lo principal es la vida y que luego se podrá recuperar los bienes materiales.

Los socorristas de la Cruz Roja fueron los encargados de las valoraciones médicas a los damnificados que presentaban signos de hipotermia y problemas de hipertensión.

Lluvia rebasó capacidad de embaulado

Informes preliminares de los técnicos señalan que la causa de la inundación fue el taponamiento de la quebrada que recibió una inusual descarga de agua que arrastró palos, tierra y piedras.

Además el agua que se salió del cauce de la quebrada inundó varias casas del barrio Fátima, entre las avenidas Loja, Isabel la Católica y Don Bosco. Los moradores del sector responsabilizan al Municipio porque embauló la quebrada  sin prever  torrenciales aguaceros.

La lluvia calmó a las19:00 pero la emergencia aún no se supera y se teme que en las próximas horas caiga un nuevo aguacero, con consecuencias impredecibles.

Lluvia causa pánico y dolor

28 marzo, 2012
Cuenca, Ecuador
http://www.elmercurio.com.ec/327397-lluvia-causa-panico-y-dolor.html



Precedida de un viento inusual, la lluvia comenzó a caer a eso de las 16h40, pero en contados segundos se transformó en un ‘diluvio’ que taponó la quebrada de El Salado, recientemente embaulada, causando destrozos en viviendas, destrucción de muros, algunos vehículos quedaron taponados, mientras cientos de familias, presas del miedo, sacaban fuerzas para, en algunos casos, en vano impedir que el agua ingresos a domicilios o lugares de trabajo.

Dicha quebrada cruza el sur de Cuenca. Avenidas como de Las Américas, Loja, Ricardo Durán, entre otras, se convirtieron en pequeños ríos, y la serie de barrios y ciudadelas ubicadas a lo largo y ancho de ellas, sufrieron las desastrosas consecuencias.
En Huizhil, murió Ramón Minchala, al caerle encima el muro de su vivienda.

Los organismos de socorro no se dieron abasto para atender las emergencias, una tras otra, pero hicieron lo que pudieron. Al cierre de esta edición, las autoridades dispusieron que militares y policías monten vigilancia para impedir cualquier eventualidad.

Las lluvias no dan respiro

27 marzo, 2012

La lluvia no da tregua. Afuera de las instalaciones de Diario El Mercurio, personal de ETAPA limpia el sumidero. (Fotos AZD)

http://www.elmercurio.com.ec/327332-las-lluvias-no-dan-respiro.html


 

Viernes 23 de marzo del 2012 País
QUIROGA, Manabí. La presa La Esperanza seguía hasta ayer con sus compuertas abiertas, debido a su alto nivel de embalse.

QUIROGA, Manabí. La presa La Esperanza seguía hasta ayer con sus compuertas abiertas,
debido a su alto nivel de embalse.

Fue un 15 de diciembre de 1995 cuando el entonces presidente Sixto Durán-Ballén inauguró la represa La Esperanza,
edificada en la cabecera del río Carrizal, en la parroquia Quiroga, cantón Bolívar (Manabí). A casi 17 años de haber
entrado a funcionar para, entre otras cosas, evitar las inundaciones en la cuenca del Carrizal, la presa se ha vuelto una
pesadilla, pues mantiene anegada por siete días a Calceta, que tiene 40 mil habitantes, y otras localidades (con unos
10 mil habitantes), así como cultivos y pastizales.

“Toca estar alerta y dormir con los ojos abiertos”, manifiesta Dolores Cedeño, habitante del sector Las Mercedes,
de Calceta, donde el agua está a medio metro de altura.

La represa, proyectada para satisfacer las necesidades de agua para agricultura y consumo humano y que beneficiaría
a 400 mil manabitas, se ha vuelto ahora en la causante de pérdidas económicas incuantificadas. Almacena unos 450
millones de metros cúbicos, en un embalse de 2.500 hectáreas y está interconectada por un sistema de trasvases con
las presas Daule-Peripa y Poza Honda, que también están cerca del límite de su capacidad.

El lunes la represa llegó a su nivel más alto, producto del almacenamiento de gran cantidad de aguas lluvias y la
apertura de sus compuertas provocó el desbordamiento del río Carrizal. Los técnicos mantienen abiertas tres
compuertas, dijo ayer Antonio Zambrano, secretario del COE cantonal de Bolívar. El lunes y martes hubo la
necesidad de evacuar hasta 240 m³ por segundo y ayer, “gracias a Dios, estaba en 170 m³ y el nivel ha bajado
1,25 metros”, según Zambrano.



Ese desfogue hace que Calceta siga inundada desde el viernes y podría seguir así varios días más,
manifestó Ramón González, alcalde de Bolívar. Ayer, el nivel del agua en los barrios había bajado en
unos 50 centímetros en el sector de San Felipe. Sin embargo, el temor de la población seguía latente.
El 50% de esta ciudad todavía continuaba inundada y, ayer, el COE local decidió prohibir la venta
de bebidas alcohólicas por cuatro días y el trasteo de casas por las noches.

El problema se agudiza también en la zona rural, ya que el 80% de la red vial se encuentra destruido
por deslizamientos y cuarteaduras en las vías, según informes del Municipio.

“¿La represa está a punto de colapsar? ¿Por qué se está evacuando más agua de la que recibe?”, se
preguntó ayer el ecologista y dirigente comunitario manabita Boris Zambrano, quien cuestionó que
las autoridades y técnicos, supuestamente, no digan la verdad.

Recordó que hace dos semanas, la gobernadora Susana Dueñas dijo que se estaban evacuando de La
Esperanza 100 m³ por segundo y que el manejo de esta es técnico. Pero esta semana llegaron a evacuarse
240 mil. Zambrano indicó que no es posible que los ríos Barro, Cañas y Carrizal (que alimentan la presa)
aporten simultáneamente con tanto caudal.

Señaló, además, la existencia de un correo en el que hace meses se refería a que La Esperanza tendría
problemas de filtración. Pero las autoridades descartaron alguna contingencia de esta naturaleza.

Wilson Mendoza, delegado de Senagua en Manabí, afirmó a inicios de semana que la infraestructura de
las presas (Poza Honda y La Esperanza) estaba garantizada y no existía ningún problema. Por ahora
Calceta deberá seguir inundada, según estimaron los técnicos y el alcalde González.


La Represa La Esperanza, ubicada en la microregión centro-norte de Manabí, a 11 kilómetros de la
ciudad de Calceta y que almacena 450 millones de m3 de agua, nació de un estudio provincial hecho
por una misión alemana en los años 50 del siglo pasado. Tomando en cuenta que las sequías en
Manabí han sido cíclicas,  el objetivo de estos estudios era encontrar la solución a este problema que
históricamente ha sido la causa de los movimientos poblacionales dentro y fuera de la provincia hacia
territorios con mayor disponibilidad hídrica. En los años, 70 se hicieron los estudios y  diseño de la
obra dentro del marco de las obras del Proyecto  Carrizal Chone, que comprendía:  a) Almacenamiento
de agua para consumo humano y riego en la zona de influencia. b) Control de inundaciones de la misma,
y  c) Control de flujos de agua dulce para la industria acuícola en el estuario del río Chone. Después
que la empresa surcoreana Daewoo ganara una licitación para construirla en 1978, la obra
fue abandonada
por esa compañía al siguiente año de su inicio, aduciendo problemas geotécnicos
 (presencia de un  paleocauce o río subterráneo) que no le permitía construir según el  diseño contratado.
Finalmente, y luego de un cambio en el diseño que utiliza un sistema innovador de “pantallas” , la presa
fue terminada a fines de  1995 por la trasnacional española Dragados y Construcciones. En apenas  la
primera temporada de lluvias (dic 1995-mayo 1996) se llenó a su capacidad total. Terminó costando
77 millones de dólares,  7900 hectáreas de suelo productivo fueron inundados,  25 comunidades campesinas
fueron desplazadas o simplemente ya no existen. Los comuneros fueron desplazados a tierras mas altas,
migraron a otras zonas rurales o simplemente se fueron a las ciudades.

Recordemos los objetivos iniciales de la obra. Ahora vamos a realizar una descripción de los cambios
al proyecto original que se hizo, a posteriori. Cambios que, en definitiva, han interferido con algunos
o todos los objetivos iniciales planteados:

CAMBIOS AL PROYECTO ORIGINAL

a) Trasvases de aguas._ Como se explicó anteriormente, se considera que Manabí ha sido deficitaria en
agua.  En los valles fluviales grandes y medianos de la provincia se ha considerado que el nivel freático
puede bajar en los estiajes (Aunque con las técnicas actuales de bombeo el problema del abastecimiento
de agua para la agricultura de pequeña y mediana escala es casi inexistente).  Para suplir en parte este
problema se construyeron el trasvase 1 (embalse Daule Peripa-La Esperanza), y los trasvases 2 (Esperanza
-Poza Honda)  y 3 (Poza Honda-Mancha Grande) que alimentan al valle del río Portoviejo y que permiten
suplir las necesidades hídricas del centro de la provincia (eje Santa Ana-Portoviejo-Manta) que concentra
el grueso poblacional e industrial de la misma. El correcto funcionamiento del sistema de trasvase necesita
que el embalse La Esperanza se encuentre en un nivel óptimo, pero esto puede interferir en el control
del nivel para evitar las posibles inundaciones del río Carrizal, a su paso por las poblaciones Calceta, La
Estancilla, Tosagua y Bachillero y las áreas agrícolas de su productivo valle ya que aguas abajo tenemos
mas afluentes que drenan cuencas de importancia.  Es decir, aquí encontramos el primer conflicto de uso
  de agua en el embalse.

b) Sistemas de riego._  (Proyecto de Propósito Múltiple Carrizal-Chone)._ El diseño original en la represa
La Esperanza estaba acorde con un sistema de riego a canal abierto . Posteriormente,  se cambió el diseño
por una tubería presurizada que permitía llevar el agua sin desperdicio a las parcelas. Esta obra, a cargo de
la compañía brasileña Odebrecht, causó el primer cambio en la funcionalidad del embalse, ya que tubo que
adaptarse a este requerimiento a través de una obra de acoplamiento en el fondo de la presa. Tal ves por el
hecho de ser  un proyecto piloto de su tipo en el Ecuador, este sistema adolece de fallas desde su
implementación, de tal forma que, la etapa I del proyecto, la única de las 3  que está terminada,
constantemente tiene fallas en algunos de sus ramales causando incertidumbre entre los abonados
del sistema durante sus siembras de verano ya que no se garantiza la disponibilidad permanente del
líquido vital.

c) Hidroeléctrica de Manageneración._ Tal ves el mayor error cometido en el manejo de la Represa
La Esperanza fue que, en el gobierno de Lucio Gutiérrez y al amparo de la ley Trole, se firmó un
contrato entre Manageneración, una empresa de modalidad mixta cuyo 99,97% del paquete
accionario era de La Fabril, poderosa industria mantense dedicada al sector de grasas y aceites.
Se construyeron 2 hidroeléctricas en las dos represas (Poza Honda y La Esperanza, esta última
de mayor tamaño) que en conjunto generarían 9 Megavatios. En primer lugar, nunca se consideró
que las obras de embalse debían ser tomadas como parte de las obras de generación, quedando
como mayor beneficiaria la  empresa referida causando un perjuicio para el estado ecuatoriano.
En segundo lugar, El CRM se obligaba contractualmente a entregarle agua a las hidroeléctricas
so pena de fuertes multas. Aquí tenemos el caso mas grave de conflicto de uso de agua porque el
CRM estaba renunciando a su capacidad de manejar el nivel del embalse para el control de
inundaciones y para el trasvase de aguas a Poza Honda, considerando que este trasvase, a
diferencia del que va de Daule Peripa a La Esperanza, necesita de energía para remontar un desnivel.

Como en el diseño original de la presa La Esperanza no estaba contemplada el uso hidroeléctrico, la
empresa que construyó esta obra hizo un estrangulamiento en la salida del túnel de fondo con la
finalidad de aumentar la energía cinética que permitiera aumentar la generación de electricidad.
Una vez que, a principio del gobierno de Rafael Correa se nulitó el contrato con Manageneración,
aduciendo problemas ambientales, la conducción de agua hacia la planta hidroeléctrica fue cortada,
pero el problema subsiste. Este estrangulamiento, que redujo la capacidad de evacuación de las aguas
de fondo del embalse de 70 m3 /segundo a apenas 5 m3/segundo, es el causante que en esta estación
invernal particularmente abundante, la represa la Esperanza haya llenado su capacidad a mediados de
febrero y que,  al no poder evacuar los niveles suficientes para hacerlo, no se pueda controlar  las
inundaciones, uno de los tres objetivos primarios de la represa, ya que, cuando ésta  llega a su nivel
máximo, ya se ha perdido el margen de maniobra necesario.

PROBLEMAS DEL EMBALSE

Aparte de los cambios que se hicieron al proyecto original, existen otros problemas puntuales que
interfieren con la correcta gestión del recurso hídrico en la cuenca del río Carrizal:

a) Falta de mantenimiento en la presa._ La Esperanza es considerada una obra de importancia nacional.
La falta de mantenimiento y vigilancia de la misma desdice de la calificación gubernamental para
esta obra. En la presa no ha existido un servicio de guardianía constante porque, principalmente,
el CRM antes y ahora, la Senagua,  han contratado este servicio con empresas al filo de la legalidad,
que han tenido, a veces, impagos a los guardias por meses, fomentando el autorobo y el abandono

del trabajo. En la presa deambulan semovientes que erosionan el suelo, se han deteriorado o perdido
partes como lámparas y hace dos meses se robaron un cable que energiza la compuerta del túnel de
fondo, valorado, según una fuente, en 20 mil dólares. No conocemos el estado interno de la presa,
que ya cumplió 17 años de construcción y que en su margen izquierdo, existen deslizamientos de
un terreno particular con mala gestión de suelos que puede causar problemas en el aliviadero.

b) Mala gestión del embalse._ Al no haber sido necesario un Estudio de Impacto Ambiental
del Embalse La Esperanza cuando la presa fue construida, nunca se ha elaborado un Plan de
Manejo Ambiental del mismo. La Esperanza tiene medianos problemas de eutrofización
(enriquecimiento de las aguas con nutrientes)  y azolvamiento (embanque) que disminuyen
la calidad de agua y acortan la vida útil del embalse, respectivamente.  El plan de manejo de
los lechuguines no es eficiente porque al descomponerse en las orillas y no darle un uso
sostenible todos los nutrientes caen al agua de nuevo, reiniciándose su ciclo de producción.


Los lechuguines  que  cruzan el aliviadero y se van en grandes masas río abajo, crean problemas
para el turismo que visita San Vicente, Bahía y Canoa.

c) Falta de un manejo integrado de la cuenca hidrográfica._ Los técnicos de la Senagua consideran
al sistema de trasvases como eso, un sistema a controlar y gestionar. Pero se olvidan que en términos
sociales, ambientales y económicos  tiene la misma importancia (no menos ni mas) que el sistema
hidrográfico del río Carrizal.

d) Falta de una política de manejo participativo y descentralizado en la gestión de presas y
trasvases y de transparencia en la información sobre los indicadores técnicos._ La información
no fluye con facilidad de parte de Senagua. Existe un tibio intento de empoderar a los regantes
del sistema de riego, pero al ser estos los potenciales perjudicados por un mal manejo del control
de flujos agua abajo, deberían tener un margen de poder de decisión en el seno de Senagua.

CONCLUSIONES

La gestión de las aguas del sistema de embalses y de riego de Manabí no puede dejar de lado
la seguridad y el bienestar de los seres humanos que viven dentro de la cuenca hidrográfica
Carrizal-Chone que incluye las dos cuencas gemelas y el estuario de Bahía de Caráquez.  Es
necesario que se integren todos los actores y que la información fluya. Debe haber un
mecanismo judicial donde, si se demuestra que hubo negligencia en el manejo de los flujos de agua,
los culpables deben pagar y el estado ecuatoriano reservarse el derecho de repetición, consagrado
en la Constitución. Los errores cometidos en el pasado nos deben servir para construir un futuro
mas seguro, un futuro donde haya agua y en donde la mala gestión de la misma no cause los
tremendos problemas socioeconómicos y ambientales de las gentes que viven (y sufren) en estos
días junto al río Carrizal y sus afluentes .

NOTA 1: Se permite la copia de este post, con tal que no sea editado en algunas de sus partes.

NOTA 2: Reto a los señores de Senagua desmentir si pueden, algun dato escrito en este post.

 
Por favor registro o login para agregar sus comentarios a este artículo.